Noticias Partidos
Países Bajos vs Argentina

¿Por qué Scaloni no usa a Dybala en la Selección argentina?

21:15 CET 8/12/22
Dybala
El entrenador volvió a explicar que se trata de una decisión técnica. Por ahora, el delantero de la Roma no fue elegido en ningún momento.

Juan Foyth, Ángel Correa y Paulo Dybala son los únicos tres jugadores de campo de la convocatoria de la Selección argentina en el Mundial Qatar 2022 que no tuvieron ni un minuto de juego en los cuatro partidos (Arabia Saudita, México, Polonia y Australia).
En un principio, la no participación de Foyth y Correa parecen más naturales. El central del Villarreal entró por la ventana en la convocatoria y adelante tiene a varios compañeros en un nivel muy alto, especialmente Otamendi, Lisandro Martínez y Cuti Romero. El cuarto en ese puesto es Germán Pezzella, que estuvo cerca de ser titular en el partido ante Polonia. 
El delantero del Atlético Madrid, por su parte, fue pieza de recambio ante la baja del otro Correa, Joaquín. Aunque la opción de que estuviera ante Australia fue latente, está claro que corre atrás de varios.
En ese contexto se encuentra Dybala, el nombre más pesado de los que aún no pudo debutar en el Mundial. 
"Es una decisión técnica", dijo Scaloni en la conferencia de prensa previa al partido por los octavos de final. Consultado por un medio italiano, de los más desesperados por determinar por qué la Joya no tuvo minutos, agregó: "Imagino que debe estar bien desde el punto de vista que Argentina ganó, seguro que tendrá ganas de jugar como los restantes compañeros". Cero trato diferencial. 

Nuevamente, en la previa de los cuartos de final ante Países Bajos, a Scaloni le consultaron nuevamente por el cordobés: "Dybala no ha jugado porque no hemos encontrado el momento para alinearlo. Está bien y está en condiciones". Estamos contentos por su aporte. Tenemos 26 jugadores a disposición".

Las decisiones tácticas que explican la ausencia de Dybala


Dybala llegó al Mundial sin estar en plenitud. Una lesión en el muslo producida ante Lecce, el 9 de octubre, lo dejó afuera durante poco menos de un mes. Jugó 21 minutos el 13 de noviembre, ante Torino. 

En la Roma, bajo el padrinazgo de Mourinho, jugó nueve partidos (ocho como titular), promedió 67 minutos por juego y marcó siete goles. Goal supo que en el arranque del Mundial el cuerpo técnico creía que el delantero estaba un ritmo debajo de lo que se necesitaba en el Mundial. Pero, pasados los días, el exjugador de Instituto se puso a la par. Hoy, está impecable y preparado (si no lo estuviera, Scaloni probablemente lo hubiera marginado por no estar en condiciones físicas, como ya lo hizo con Nico González y Joaquín Correa).

Cuando Scaloni se refiere a la cuestión "técnica" parece deslizar el posicionamiento del cuerpo técnico: la posición en la que Dybala, de 29 años, más encajaría es el lugar que hoy ocupa Lionel Messi. Está claro: el 10 argentino jugará todos los minutos de Argentina, a menos que pida el cambio por lesión. 

No tuvo un ciclo sencillo Dybala en la era Scaloni. Fue convocado a la Copa América 2019, donde sí tuvo participación, aunque solo fue titular en el encuentro ante Chile por el tercer puesto, donde marcó un gol. El partido contra Italia, por la Finalísima, donde marcó el 3 a 0 sobre el cierre del encuentro, parecía ubicarlo como la primera gran opción de variante en el ataque. Pero luego llegó la lesión.

Tras la lesión, el que empezó a posicionarse fue Julián Álvarez, que no tardó nada en quedarse con la titularidad. Descartada la posibilidad de que juegue en el lugar de Messi, Dybala se queda sin opciones para ser una especie de centrodelantero teniendo a Lautaro y al ahora punta del Manchester City por encima.

El cuerpo técnico de la Selección argentina no lo tiene tan considerado para jugar por la banda, en lo que sería el lugar de Ángel Di María. Por características, Dybala sería un jugador mucho más posicional, con poco olfato para ir a los espacios e incluso en la búsqueda de cerrarse todo lo posible para sacar algún remate. 

En la era Sampaoli, cuando la Selección argentina luchaba por entrar al Mundial Rusia 2018 en medio de un camino repleto de turbulencia, Dybala -en ese momento en Juventus- lanzó una frase que recorrió el mundo. "Va a parecer raro lo que voy a decir. Es un poco difícil jugar con Messi en Argentina porque jugamos en la misma posición. Soy yo el que debo adaptarme algo más a él y hacerlo sentir bien en la cancha".

La realidad es que las características del cordobés son muy parecidas a las de Messi. Zurdo, de buena pegada, encarador con el balón en los pies, más cercano a pedirle cerca que lejos.  

En los sistemas tácticos que usó Scaloni hasta ahora no parece ubicarse. En el 4-3-3 corre atrás de Julián y Lautaro Martínez como centrodelantero y, cuando Di María no pudo estar ante Australia, la opción fue Papu Gómez, con características similares pero derecho. En el 5-3-2 su lugar parece aún más improbable, teniendo en cuenta que no tiene ADN para ser uno de los internos.

Da la sensación de que podría tener una oportunidad ante una eventual lesión de Messi. Dybala no encuentra lugar en el equipo. Mientras avance la Selección argentina, pocos se acordarán de su ausencia. Por ahora, su rol va más enfocado a la exigencia en los entrenamientos y al aspecto grupal, uno de los aspectos que más interesa en el cuerpo técnico.