Noticias En directo
Erling Haaland

‘Operación Haaland’: claves y condiciones del Dortmund para su venta

15:55 CEST 31/3/22
Haaland Jubel
El "pacto de caballeros", la cotización en bolsa, el mecanismo de solidaridad y la fórmula de pago

Erling Haaland tiene contrato en vigor con el Borussia Dortmund hasta junio de 2024. A pesar de los esfuerzos del club alemán, el noruego sigue sin renovar y todo hace presagiar que saldrá de Dortmund este verano, porque Real Madrid, Manchester City, Barça o incluso Bayern de Múnich están interesados en su fichaje. Sin embargo, más allá del interés de esos clubes y las especulaciones sobre el traspaso, la cuestión no será sencilla. El Dortmund sabe que el jugador tendrá la última palabra, pero quiere preservar sus intereses como club tenedor de sus derechos. El Dortmund quiere tener solucionado el asunto Haaland a finales de abril como fecha tope. Esto es lo que GOAL ha podido contrastar:

Cláusula de 75 millones o “pacto de caballeros”

La primera cuestión clave es ¿existe una cláusula liberatoria en su contrato por 75 millones de euros, con vigencia hasta finales del próximo mes de abril? ¿se trata simplemente de un pacto verbal entre las partes? Hans-Joachim Watke, CEO del BVB, ya comentó que no podía “confirmar la existencia de una cláusula en tal sentido”. Según ha podido saber GOAL, existe un “pacto entre caballeros” entre el club teutón y el entorno del noruego, por el cual ambos se obligaban a no entorpecer la salida del delantero este verano, siempre y cuando llegase una oferta satisfactoria para el Dortmund, por encima de esos 75 “kilos”. A diferencia de las prácticas que existen en otros países y clubes, la ética del BVB en este tipo de cuestiones es sagrada y si empeñaron su palabra, la cumplirán. Estuviera por escrito o no ese acuerdo, la intención del club es respetar su palabra.

Dortmund cotiza en bolsa y vela por sus inversores

Otra cuestión importante en el ‘caso Haaland’ es que el Dortmund, que es el único club alemán que cotiza en bolsa y se debe, en parte, a sus inversores y sus intereses. Es decir, que si el club decidiera vender a Haaland en el caso de que lleguen varias ofertas, tendría que evaular la oferta más alta y no podría aceptar una oferta sensiblemente más baja de la que considera justa. Según ha podido saber GOAL, Watzke, el CEO del club, desea respetar la palabra dada a Haaland, pero también tiene la obligación de asegurarse una oferta que no lesione los intereses de los inversores del club. En el BVB escucharán todas las ofertas y el jugador tendrá la última palabra para elegir destino, pero también tendrán que velar porque la oferta elegida sea la más alta posible. El Dortmund, como club de fútbol que cotiza en bolsa, generalmente debería hacer divulgaciones ‘ad hoc’ si una transferencia tan grande como la de Haaland estuviera a punto de cerrarse. Entre otras cosas, porque la información privilegiada que podría influir en el precio de las acciones debe publicarse de inmediato, de acuerdo con la Sección 15 de la Ley de Valores alemana.

Pago de solidaridad y porcentaje de futura venta

Hay más. Otro foco importante en la posible venta de Haaland pasa por la decisión del Dortmund de proteger sus intereses económicos. ¿Cómo? Pues en base a dos asuntos que no son menores: el pago del mecanismo de solidaridad y la posibilidad de reservarse un porcentaje de la futura venta de Haaland a un tercer club dentro de unos años. Al margen de su cotización en bolsa, el club de la Westfalia, si un club está interesado en Haaland, le exigirá pagar los costes del mecanismo de solidaridad de la FIFA a los anteriores clubes del noruego, que serían el Molde, su club formador, y el Salzburgo. Ese dinero se lo quiere ahorrar el BVB y que lo pague el club que compre los derechos económicos de Haaland. Además, el Dortmund no descarta negociar que, en la venta de Haaland, se incluya la reserva de un porcentaje de una hipotética futura venta a un tercer club. Es decir, el BVB accedería a vender los derechos económicos de Haaland a otro club este verano, pero siempre y cuando pudiera reservarse un porcentaje de esos derechos, por si el club que le compre, en el futuro, también quisiera vender al noruego. De esa manera, el BVB seguiría ingresando dinero. Otro aspecto importante en el ‘caso Haaland’ son las condiciones en las que aceptaría vender al Dortmund. Por ejemplo, si los alemanes solicitan un pago al contado del traspaso, eso sería un escollo importante para el club comprador. En cambio, si el Dortmund acepta un pago a plazos del traspaso, eso concedería más flexibilidad al club que fiche a Haaland. 

Raiola, el entorno y las comisiones millonarias

Después, estaría el asunto del agente, el entorno y las jugosas comisiones. El delicado estado de salud de Mino Raiola, agente del jugador, complica el escenario de la posible salida de Haaland. En círculos cercanos al Dortmund se señala que Raiola podría haber delegado las gestiones en un primo suyo que colabora con él y también en Rafaela Pimienta, una abogada brasileña que hace tiempo es su mano derecha. A pesar de que varios medios han publicado que el padre del jugador y su agente se van a embolsar unos 100 millones en comisiones, la información que le consta a GOAL es que esas retribuciones serían sensiblemente menores si se hace el fichaje. 

Un salario de 25 millones netos por temporada

Hace meses, un club inglés movió ficha para conocer las condiciones económicas necesarias para poder firmar al noruego. Según pudo saber GOAL, a ese club le solicitaron una ficha anual de 35 millones netos de euros por temporada. Un salario astronómico. Aquel club se retiró de la puja. Sin embargo, ahora mismo, Haaland estaría de acuerdo con llegar a un gran club siempre y cuando su ficha estuviera en torno a los 25 millones de euros netos por campaña, que serían unos 50 “kilos” brutos por temporada. Es decir, que si un club decidiera fichar a Haaland por 5 temporadas, tendría que asumir un coste de salario aproximado de unos 250 millones de euros.

Rubén Uría