Noticias En directo
Mallorca v FC Barcelona

Luuk levanta la mano

23:13 CET 2/1/22
Luuk de Jong Barcelona
El neerlandés reivindica su utilidad con un partido notable en Mallorca y con un gol decisivo que permite al Barça seguir remontando en LaLiga

Entregado como siempre, acertado como nunca. Luuk de Jong celebró el nuevo año pareciendo un jugador distinto, transformándose en un futbolista útil para Xavi Hernández y reabriendo un debate que antes de las vacaciones tenía una respuesta clara: ¿se tiene cancelar su cesión y marcharse o el Barça debe quedarse al neerlandés? En Son Moix, el delantero centro hizo méritos para, por lo menos, generarle dudas a su entrenador acerca del rol que puede asumir en estos seis meses que quedan de competición. Este domingo, Luuk levantó la mano y se reivindicó como el rematador que tanto destacaba Ronald Koeman en verano y que no había demostrado ser durante el primer tramo de temporada. 'Estoy aquí y puedo ser útil', pudo gritar tras anotar el único gol del Barcelona en el último minuto de una primera parte extraordinaria del espigado nacido en Suiza.

Luuk pareció entender a la perfección aquello que pide Xavi al nueve de su equipo. Mobilidad, desmarque, participación en la construcción y remate, sobre todo remate, algo que no había conseguido con asiduidad en los partidos en los que debía intervenir en el área. En el rectángulo de peligro fue allí donde se hizo grande, donde se impuso a una defensa del Mallorca a la que le costó frenarle, más cuando el neerlandés arrastró a los centrales lejos de su área por su unión al juego de equipo, como nunca antes había hecho. Puede que ni se lo hubieran pedido. Pero interpretó a la perfección su rol y completó el mejor partido vistiendo la camiseta del Barça.

Una gran actuación que tuvo el premio del gol después de intentarlo hasta tres veces, a cada cuál mejor ejecutada. Incluso tras un primer remate que le hubiera podido hundir psicológicamente, un disparo con la zurda que se marchó por la línea de banda. Pero Luuk no se inmutó y siguió haciendo su trabajo, buscando balones dentro y fuera del área, utilizando su cuerpo para tirar paredes con Frenkie de Jong, Riqui Puig, Nico, Ilias y Jutglà, ofreciéndose para que el esférico no parara de circular; y también chutando de nuevo, poniendo la punta de la bota para mandarla al palo y, de forma acrobática, enviando una chilena espectacular al larguero, el preludio de un merecido gol de cabeza imponiéndose a los centrales y a Manolo Reina en el minuto 44.

En la segunda mitad se diluyó a la vez que todos sus compañeros, que perdieron el control del balón y dejaron avanzar al Mallorca, pero Luuk de Jong siguió esforzándose al máximo en cada carrera, en cada lucha contra los defensas locales y en el momento de aguantar la pelota con el cuerpo para ganar tiempo. Sin más opciones, el neerlandés fue titular y brilló, dándole la razón a un Xavi que decidió ponerle de titular por delante de algún joven más del filial con un perfil próximo a lo que necesita el entrenador. Ahora tocará decidir, ¿se queda o se marcha? Con partidos como el de este domingo, no hay discusión. Pero habrá que ver si este recital es flor de un día o si Luuk es capaz de mantener el nivel.