Noticias Partidos
Francia vs Marruecos

Los chispazos de Francia meten miedo; las lagunas no

21:57 CET 14/12/22
Theo Hernández France World Cup Qatar 2022
Ganó con justicia ante Marruecos y jugará la final del Mundial ante Argentina. Al conjunto europeo le cuesta mantener el ritmo en muchos pasajes.

Ya es lo común y se convirtió en un patrón en el Mundial Qatar 2022. Francia es un equipo de momentos. Cuando acelera, cuando saca a relucir los chispazos, simplemente parece imposible de superar. Pero esas secuencias nunca duraron más de 25 o 35 minutos de 90. Por ahora, con eso le alcanzó para llegar a la final del Mundial Qatar 2022. El próximo domingo se enfrentará a la Selección argentina, en el estadio Lusail.

Siempre deja la sensación que puede más. No termina de quedar claro si es porque por ahora le alcanza con eso y decide no poner a funcionar todas las turbinas o si se debe a una falencia por la que el equipo no puede sostener un ritmo altísimo durante tanto tiempo.

El equipo de Deschamps apuesta al juego directo. No se enamora de la posesión. Tampoco le da pudor recostarse atrás y salir de contra con mucho más espacio. Mientras antes le haga llegar el balón a Mbappé, mejor. En cuanto antes Dembele tenga un espacio para desbordar, ideal. Todas las secuencias en las que Griezmann pueda filtrar son bienvenidas.

En esas secuencias, propone un ritmo frenético, transiciones rápidas. Golpes mortales. Cada vez que Mbappé encara a un defensor, saca una diferencia que no se ha visto en el torneo. Es verdad que Griezmann es el corazón del equipo, la cabeza, la mente, el corazón y el sacrificio, el delantero del PSG se mantiene como el desequilibrio. El segundo gol, en el que entró con un regate a pura electricidad, fue la prueba.

Pero Francia es un equipo con dos caras. La fase negativa tiene que ver con la imposibilidad de mantener ese ritmo durante muchos minutos. Por ahora, solo ofrece algún que otro golpe de KO, pero el resto de la pelea parece como dormido, como si se estuviera cuidando, como si con eso sintiera que es suficiente.

Será una final de locos. Están los dos mejores equipos del torneo. Están los nombres grandes. También la tradición. Pero, desde el punto de vista de Argentina, Francia debe generar temor...pero solo por momentos.