Noticias En directo
Real Madrid

Fede Valverde: un entorno perfecto para triunfar

10:50 CET 9/2/22
Fede Valverde familia
De familia humilde, 'el pajarito' tiene muy claro que debe tener paciencia si quiere formar parte de la historia del Real Madrid

Uno de los jugadores en los que más fe tiene la hinchada madridista es sin duda Fede Valverde. Su irrupción en la temporada 2019/2020 de la mano de Zidane fue de lo más positivo de las últimas temporadas y por ello, muchos aficionados blancos andan impacientes al ver que el charrúa no tiene la continuidad deseada para poder explotar definitivamente.

En los últimos años se han visto casos como el de Achraf o Marcos Llorente que han preferido apostar por una salida que tener paciencia y pelear por ser alguien importante en el Real Madrid. Cada caso tiene su historia y ninguna comparación es perfecta, pero Valverde tiene claro que quiere triunfar en el Bernabéu y su entorno es inmejorable, como ya ha quedado demostrado.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

La situación es complicada, pues el objetivo es tener minutos y ganarse un puesto en uno de los mejores centros del campo de toda la historia del fútbol. Casemiro, Kroos y Modric son leyenda del Real Madrid, pero Valverde no desiste y trabaja día a día para que un día pueda forjar su propia leyenda como jugador madridista. ¿El mejor ejemplo? Este mismo martes Ancelotti le concedió el día libre y aun así prefirió acercarse a Valdebebas a entrenarse.

Un inicio humilde y un entorno inmejorable

Fede Valverde nació en Montevideo el 22 de julio de 1998 en una familia de clase media en la que siempre tuvieron claro que la clave del éxito es la prudencia, la paciencia, el trabajo y la perseverancia. Nada se consigue sin esfuerzo. Valores como estos llevaban a Fede a ser tan profesional desde joven que incluso tenían que convencerle para acudir a ciertos cumpleaños para que disfrutase y se 'olvidase' por momentos de sus obligaciones futbolísticas.

A Valverde lo reclutaron con 9 años en el Siete Estrellas cuando su madre estaba vendiendo juguetes en la calle para ganar un dinero extra. Desde ese momento, el 'pajarito' como le llaman en su familia por su manera liviana de desplazarse sobre el terreno de juego no paró de despuntar hasta ser el futbolista que es hoy en el Real Madrid, mencionando, claro está, su paso por Peñarol, el equipo más grande de Uruguay.

Mina Bonino tiene encandilado al madridismo

La pareja del futbolista, Mina Bonino, periodista deportivo argentina, se ha ganado un hueco en el corazón de los aficionados desde las redes sociales. Sin ir más lejos, hace pocos días estuvo interactuando en Twitter con algunos de ellos dando muestra de que en la familia no están preocupados. "Paciencia. Ahora mismo los tres titulares del medio campo están intocables. Por acá hay que tener paciencia, perseverancia y trabajo. Es difícil sin una continuidad pero se apuesta a un futuro cercano", contestó Mina a un hincha que pedía más protagonismo para Fede en el equipo.

"Nosotros más que nadie queremos que él triunfe y siempre apostamos. Pero no es solo creérsela. Hay que respetar tiempos, ahora mismo juega con el mejor medio centro del mundo. Es solo tener paciencia. Los tiempos ponen a cada jugador en su lugar".

"Los piecitos siempre en la tierra"

Otra muestra que deja claro el buen entorno que tiene el charrúa son sus padres, Julio y Doris. Hace un par de años, poco después de jugar su primer Clásico ante el Barcelona, en el cual fue el mejor del partido, su madre habló en 'El Larguero' de la Cadena SER y dejó claro que son una familia con la cabeza en su sitio. "Soy prudente porque así lo ayudamos a él para que tenga los piecitos en la tierra. Siempre le decimos que mantenga la humildad, que sea agradecido con la gente que le ayudo, que no se olvide de su familia de los sacrificios que se hicieron para llegar aquí, que escuche a los referentes, a Casemiro que lo admira muchísimo, que sea agradecido a Juni (Calafat) que es el que lo trajo, al señor Florentino que siempre que le ve le da un abrazo... esas cosas", comentó Doris en una entrañable charla.