Noticias En directo
Villarreal v Liverpool

Emery, a superar su undécima eliminatoria europea consecutiva

14:12 CEST 3/5/22
Unai Emery
El técnico vasco no cae en un duelo a doble partido en Europa desde 2018, cuando entrenaba al PSG.

Por Ángel Cebrián - No tiene "Emeryeta", no recibe mote ingenioso alguno para hacer referencia a su manera de entender el fútbol, tampoco es que sea un entrenador con gran prensa. De lo que no cabe duda es el duende que tiene Unai Emery para desenvolverse en las eliminatorias europeas a doble partido. Y es que el de Hondarribia acumula a sus espaldas una decena de triunfos consecutivos en este tipo de duelos. Si se incluyen sus épocas en el Sevilla y en el PSG, el registro se va a 22 victorias en los últimos 24 duelos.

La racha dio comienzo en la campaña 2018-19, cuando llevó al Arsenal a la final de la Europa League disputada en Bakú (Azerbaiyán). Antes de claudicar ante el Chelsea de Eden Hazard (4-1) con una gran actuación del belga, los gunners dejaron por el camino al BATE Borisov (3-1), al Stade de Rennais (4-3), al Nápoles (3-0) y al Valencia (7-3). Al curso siguiente no llegó a disputar ninguna ya que fue destituido del banquillo londinense en noviembre de 2019, pero lo que vino después fue su reivindicación.

Con su llegada al Villarreal, el club buscaba alcanzar cotas más altas y unos títulos que les habían sido esquivos a lo largo de su historia. Asumió y cumplió el reto a lo grande con su cuarta Europa League, conseguida tras aquella gran tanda de penaltis en Gdanks ante el Manchester United. Eso sí, antes tuvo tiempo de "vengarse" de su ex equipo en las semifinales (2-1) y de imponerse al Dinamo de Zagreb (3-1), al de Kiev (4-0) y al Red Bull Salzburgo (4-0).

Sus últimas víctimas han sido dos históricos de esta competición, que jugaban con el escudo y la historia a su favor, pero ni Bayern ni Juventus contaban con la astucia y el detalle con el que prepara estas batallas Unai Emery y que le hacen salir victorioso con frecuencia. Resistió arduamente sus ataques en las vueltas, pero en el plan figuraba que su momento iba a llegar y así fue para asestar los golpes definitivos.

Eso sí, el reto que tiene esta vez es mayúsculo: primero porque ha de levantar dos goles de desventaja y segundo porque delante tiene al equipo más en forma del viejo continente. Ya se convirtió en el primer entrenador de la historia del conjunto groguet en alcanzar dos semifinales consecutivas en competición europea y está a una hazaña de ser el primero en meterlo en una final de la Copa de Europa. Confíen en Unai.