Noticias En directo
Real Madrid v Barcelona

El Madrid alerta al Barça: Europa no será un paseo

23:01 CET 22/3/22
Claudia Pina Barcelona Real Madrid Clasico Femenino Women
Las azulgrana dejaron el pase a las semifinales muy avanzado, pero el Real Madrid avisó al Barça que la Champions League no será fácil

No se pueden hacer previsiones en un Clásico. Y mucho menos en dos. El domingo, pocos preveían una exhibición tan desmedida del Barcelona en un Santiago Bernabéu que esperaba descabalgar definitivamente a su eterno rival de la lucha por LaLiga. Este martes, todavía menos expertos vislumbraban un duelo tan competido entre el Real Madrid y el Barcelona en los cuartos de la Champions League femenina. Veníamos de un 5-0 la pasada semana en el Estadi Johan Cruyff, una goleada que confirmaba la superioridad del equipo azulgrana el día en el que las jugadoras de Jonathan Giráldez se proclamaron campeonas de LaLiga Iberdrola a seis jornadas del final del campeonato. Un conjunto avasallador que sumaba hasta hoy 174 goles a favor y 8 en contra en 34 partidos esta temporada. Solo un equipo le había marcado un gol en la Champions, el Arsenal, en un partido que acabó 4-1.

Pero el Real Madrid no solamente plantó cara, sino que puso en muchos apuros a un Barcelona que esta noche esperaba dejar sentenciada la eliminatoria antes del partido de vuelta, el próximo miércoles 30 de marzo en un Camp Nou que presentará una entrada digna de las grandes ocasiones. Quedan pocas entradas disponibles para que los socios y aficionados culés se acerquen al estadio azulgrana para gozar de un nuevo Clásico para el que ya nadie se atreverá a hacer previsiones antes de tiempo. Porque el partido en el Alfredo Di Stéfano estuvo a la altura de unos cuartos de Champions y de un duelo entre máximos rivales históricos del fútbol masculino. Nunca antes el Real Madrid estuvo tan cerca del Barça como para considerar esa rivalidad femenina ni siquiera equivalente a la que han mantenido durante los últimos años las blaugrana y el Atlético de Madrid.

El Barcelona venció, pero lo pasó realmente mal en Valdebebas. Sobre todo en una primera parte en la que las futbolistas del Madrid igualaron fuerzas y alertaron a las azulgrana de que el camino hacia la segunda Champions League consecutiva no iba a ser para nada sencillo. Las jugadoras de Giráldez sudaron sangre para tener el balón y generar ocasiones en el área de Misa, con un conjunto blanco que superó a las culés en intensidad hasta que Alexia Putellas apareció para desencallar la situación. El 1-3 final, con gol de la mejor jugadora del mundo en el descuento, no refleja la actuación de los dos equipos en el césped del Di Stéfano. El Barça está avisado, la andadura por Europa no será, ni mucho menos, un paseo.