Noticias En directo
FC Barcelona

Calma tensa hasta el cierre del mercado

11:20 CET 24/1/22
Dembele Xavi Laporta Morata Barcelona
El Barcelona apretará para que salgan y lleguen futbolistas, aunque la opción Morata empieza a desvanecerse

Ganar da una tranquilidad que los malos resultados no generan. La victoria en los últimos minutos en Mendizorrotza deja al Barça a un punto de la zona de acceso directo a la Champions League y proporciona dos semanas de calma en un equipo que necesitaba los tres puntos para respirar, después de caer en la Supercopa de España ante el Real Madrid y de la eliminación en los octavos de la Copa del Rey en San Mamés, ante un Athletic que desconectó a los azulgrana de principio a fin aun teniendo la suerte de acertar en las dos únicas ocasiones de gol que Ferran Torres y Pedri generaron. El Barcelona no podía marcharse al parón perdiendo puntos, sabiendo que quince días se hacen eternos si los resultados y las sensaciones con las que se afronta la ventana internacional no son del todo agradables.

En el campo, Xavi tiene tiempo de trabajar con la tranquilidad de tener al equipo a poca distancia del objetivo, que no es otro que clasificarse para la próxima edición de la Champions League. En los despachos, sin embargo, la situación no es ni de lejos tan cómoda. El entrenador necesita refuerzos y sigue insistiendo a los máximos dirigentes del club para que le ayuden a mejorar el equipo para este tramo final de temporada, tras el fichaje de Ferran Torres. "Estamos trabajando en ello y hemos hablado muy claramente de donde podemos reforzarnos", dijo el técnico el sábado en rueda de prensa. Pero añadió algo importante: "De lo que queremos a lo que podemos hay un trocito por el límite salarial y las fichas".

Esta última frase, pronunciada por el mismo Xavi, es precisamente en lo que siguen trabajando las áreas de dirección general y fútbol. Tanto el CEO, Ferran Reverter, como el director de fútbol, Mateu Alemany, luchan contrarreloj para conseguir aumentar el límite salarial y poder satisfacer las peticiones del entrenador. Pero es algo difícil. Quedan siete días para el cierre del mercado de invierno y, para conseguir ese límite, el club debe lograr la salida de varios futbolistas, entre las que se encuentra la de Ousmane Dembélé, apartado de las convocatorias por no aceptar la propuesta de renovación que le puso sobre la mesa el Barcelona. "Honestamente, la situación está igual", reconoció Xavi tras el partido en Vitoria. El club le dio hasta el final del mercado para buscarse equipo, pero la sartén por el mango la sigue teniendo el mismo Dembélé, que puede quedarse en el Camp Nou hasta que su contrato expire el próximo 30 de junio y se marche gratis a la Premier League. Un problema para cuadrar números y poder fichar a un nuevo delantero de forma inmediata.

Además de Dembélé, el Barça también espera que haya movimientos con Neto Murara, con quién Xavi no cuenta y quién tiene un importante salario que el club se quiere ahorrar. El brasileño aceptará una salida, pero no se irá a un club cualquiera. Ya pasó en verano, cuando Neto decidió quedarse tras no disponer de propuestas deportivamente atractivas. El Barcelona está abierto, además, a escuchar ofertas por Sergiño Dest, Óscar Mingueza, Martin Braithwaite y Samuel Umtiti -ahora que su salario es inferior-, cuatro jugadores que podrían aportar más ahorro en sueldos y, por lo tanto, una mejora en el límite salarial que permitiera incorporar a un futbolista del agrado de Xavi. El que más gusta es Álvaro Morata, con el que se ha negociado durante las últimas semanas, pero parece que la opción se va diluyendo a medida que se acerca el fin del mercado y el Barça no consigue límite salarial para poder inscribirlo. Ya le costó un dolor de cabeza registrar a Ferran Torres -tuvo que renovar a Umtiti-, como por ahora plantearse fichar a Morata sin antes cerrar las salidas de varios futbolistas y asegurarse el límite necesario. El Barcelona tiene ahora siete días para ejecutar operaciones y mejorar la plantilla. Pero sin salidas, como se viene repitiendo desde el pasado julio, no podrá haber entradas.