Noticias En vivo
Manchester City v Real Madrid

Manchester City y Real Madrid: choque de trenes antagónicos

3:30 GMT-5 26/04/22
Rodri Manchester City 2019-20
Juan Yagüe analiza los detalles del Manchester City, el rival del Real Madrid en semis de Champions

Llegó la hora de la verdad. Donde no hay lugar para la rendición o el despiste. Donde los pequeños detalles son decisivos. Donde cualquier error te deja fuera del partido del año. Son las semifinales dela Liga de Campeones y empiezan ya mismo. Cuatro candidatos suspiran por dos plazas en la batalla final de París el último fin de semana de mayo.

El Real Madrid se encuentra con el Manchester City para buscar la estocada final al tridente de los nuevos ricos. El de los gigantes artificiales. Los que compran la gloria. Los que no tienen la grandeza de manera inherente y/o labrada. En octavos de final cayó el París Saint-Germain, en cuartos lo hizo el Chelsea y ahora queda el último escollo antes de una nueva final de Copa de Europa.

En lo relativo al gasto, los Sky Blues se sitúan como el mayor despilfarrador del mundo del fútbol en la última década con un gasto de 1.699 millones de euros en traspasos, aunque recaudó 715 en ventas dejando un negativo de 984 (según el CIES Football Observatory). En ese balance, entre salidas y entradas, su vecino el Manchester United queda en peor posición. Pero el Real Madrid no aparece ni entre los veinte primeros con peor saldo negativo. Esta eliminatoria es más que un simple choque entre dos aspirantes a una final de la Champions League. La juega el equipo de mayor historia y tronío en la competición. Y otro que aspira y suspira con saborear el trofeo más ansiado del mundo del fútbol por primera vez (tras caer la pasada campaña en la final frente al Chelsea en Porto).

También está en juego la racionalidad frente a la pasión. El modelo de Pep Guardiola es la lógica, la coherencia, lo objetivo, la paciencia. Mientras que el equipo del Santiago Bernabéu se basa en la catarsis, el sinsentido y la pura emoción. Las eliminatorias de cuartos fueron un buen ejemplo de ello. Los Sky Blues dominaron tres cuartas partes de su cruce frente al Atlético, mientras que el Madrid tras un notable partido en Stamford Bridge en la ida tiró todo por la borda en casa en la vuelta para volver a escuchar las trompetas de guerra y salir al rescate por historia y corazón. Porque era lo único que le quedaba. Igual que en 2018 frente a la Juventus de Turín (idéntico 0-3).

Dentro ya de lo concerniente a lo que sucede en el verde, los Citizens llegan tras unas semanas algo irregulares. El provechoso empate frente al Liverpool en la Premier League que mantuvo a los mancunianos en lo más alto de la tabla del fútbol inglés, quedó empañado tras el flojísimo segundo tiempo en el Metropolitano frente al Atlético y la derrota en semifinales de la FA Cup contra su acérrimo rival de Merseyside en Wembley (al descanso perdían 0-3).

El equipo de Guardiola desborda talento. Kevin De Bruyne vuelve a liderar al Manchester City con los galones que le caracterizan acompañado de la habilidad de Phil Foden, la madurez de Ilkay Gundogan el desborde de Raheem Sterling y Riyad Mahrez, el desarrollo de Rodri como ancla del equipo y el liderazgo de Ruben Dias. Es un equipo desequilibrante que tiene un perfil de futbolistas variadísimo para poder elegir en función de rival y contexto. Por si fuera poco, Gabriel Jesús viene de marcar cuatro goles frente al Watford (aunque eso sí, el resultado de 5-1 no debe imponer respeto dado que los 15 enfrentamientos previos entre Citizens y Hornets se había saldado con un global de 58-8 para los Sky Blues).

Justo antes de la pandemia, el City asaltó el Bernabéu en la ida de octavos con un excelso

planteamiento de Guardiola que liberó a De Bruyne de funciones defensivas y decidió el encuentro con gol y asistencia para el 1-2 final. En la vuelta en Manchester, el equipo de Zidane no tuvo la capacidad ni el acierto para revertir la situación. En cambio, en 2016 fue el Real Madrid el que pasó a la final de Milán tras eliminar al equipo inglés por un global de 1-0 (gol de Gareth Bale de rebote) en una de las peores semifinales que se recuerdan de la historia reciente de la Liga de Campeones.

Se miden historia y tradición frente a vanguardismo y novedad. El equipo que lideró el proyecto dela Superliga frente al primer arrepentido del proyecto que dio el pistoletazo de salida a que el restode ingleses y los dos equipos de Milán se bajaran del barco. La reverberación de Florentino frente alanonimato de los dueños del Manchester City. La vieja escuela de Ancelotti frente al innovadorGuardiola. En esta eliminatoria hay una final de la Liga de Campeones en juego, sí. Pero también eseego y esa vanidad de imponerse al que actúa de manera diferente. En definitiva, y más que nunca,un cruce de poder a poder.