Noticias Partidos
Brasil vs República de Corea

En Brasil corren todos (menos Ney), juegan todos y meten más miedo que nunca

14:54 GMT-6 05/12/22
Brazil World Cup 2022

Como Francia en el partido ante Polonia, Brasil jugó unos octavos de final para meterle miedo al resto de las Selecciones del Mundial Qatar 2022. No solo por los goles, la total superioridad y las jugadas lujosas. Si no por la forma que tiene. 

El equipo de Tite sale a comerse entero al rival. Es verdad que alguna vez en este torneo lograron bajarle el ritmo (sacando la derrota ante Camerún, con suplentes; Suiza y Serbia lo incomodaron en algunos pasajes), pero la apuesta de la Verdeamarela por ahora sale a la perfección: desequilibrio individual. Un sistema basado en la jerarquía en ataque.

En Brasil está Vinicius y Rapinha, pero la real estrella es Neymar. Quedó en claro una vez más cuando, con el partido liquidado y con el tobillo a medias, siguió jugando casi caminando. O cuando el equipo retrocede: el 4-2-3-1 y se convierte en un 4-4-2 en el que los delanteros del Real Madrid y Barcelona se suman a la línea de mediocampistas junto a Casemiro y Paqueta.

Es verdad que Mbappé deja una sensación de que es imposible sacarle la pelota cuando la tira larga, pero Francia parece un equipo más terrenal que Brasil. El conjunto de Tite tiene a un arquero de elite, una dupla de centrales espectacular (Marquinhos, principalmente, pero Thiago Silva está confiado y en un gran momento) y al mejor volante central del torneo: Casemiro. A eso hay que agregarle a los cuatro de arriba.

Se le viene Croacia, el rival más flojo por ahora clasificado a los cuartos de final. Como en ningún otro partido de los octavos, a Brasil le sobró una parte. Por ahora, le alcanza con todo lo que tiene. Es un equipo convencido de su don. Probablemente no haya otro con tanto talento tan dispuesto a explotarlo.