Noticias En vivo
Primera División

El XI ideal del fútbol chileno de 2021

8:11 GMT-6 31/12/21
XI ideal del 2021 Chile
El tetracampeonato de Católica le permite aglomerar a la mayoría de los más destacados de la temporada, pero el vicecampeón albo tiene algo que decir.

GOAL, tal y como en 2020, se ha decidido por armar un equipo ideal con los mejores nombres del Torneo de Primera División de Chile 2021, que ha quedado en manos de la Universidad Católica, que ha concretado el primer tetracampeonato de su historia a punta de una remontada feroz frente a la chance de título de Colo Colo, que logró sacudirse de su peor año con un vicecampeonato -y un título de Copa Chile- pero no alcanzó la gloria y quedó con todavía más ganas de una nueva estrella, la tan esperada 33. Pena la presencia de nombres propios de la U. de Chile, que zafó de la B en el último minuto del curso.

A continuación, los 11 elegidos:

Sebastián Pérez se queda con el arco por realizar un semestre (y monedas) extraordinario, en el que además de relevarlo a Matías Dituro -que se fue a triunfar a LaLiga- en la puerta del tri que acabó tetra, permitió que no lo extrañaran al que comenzó el año. Fue tan redondo su rendimiento, con penales parados, figuración internacional y dos títulos, que le valió para debutar en la Selección a sus 31 años, después de una carrera de esfuerzos, titularidades y suplencias.

Ya había dado atisbos el Chapa José Pedro Fuenzalida el año anterior jugando en el mediocampo: de a poco sale del ataque y retrocede para serle cada vez más útil a la UC en la construcción de la ofensiva. El capitán franjeado dominó el lateral derecho y a punta de recorrido deslumbró en, quizá, el año más memorable del club de su vida.

Desde que llegó, Emiliano Amor le cambió la cara a la defensa de Colo Colo. Con solvencia y virtudes aéreas se ganó el lugar desde el día 1, lo volvió más ordenado a Maxi Falcón y aumentó la confianza a Brayan Cortés. Su primer aval fue una impresionante racha sin derrotas... y la renovación de larga data que se ganó a fin de año no se la discute nadie.

Valber Huerta alcanzó su peak de nivel en la Franja a punta de prestancia defensiva, liderazgo y salida limpia. El Palmeiras lo detectó, le ofreció un contrato y lo desechó por sus condiciones médicas. Irá por su revancha en la búsqueda del inédito penta y más convocatorias a La Roja.

Gabriel Suazo saltó del Anti XI al XI ideal comiéndose la banda izquierda y aportando tanto asistencias como descuelgues hasta la línea de fondo y tándems logrados con cuánto extremo le puso Quinteros para que se combinara. Lo sentó por siempre a Miiko Albornoz y rindió con la camiseta nacional cuando, en la necesidad, debió tomar el puesto de Mena o Vegas.

Marcelino Núñez también se anotó un año de sueños cumplidos: figuración total en La Roja, titularidad indiscutida en Católica, una pegada cada día más fina y la humildad suficiente para entender -y declarar públicamente- que todavía le falta por darle a su equipo de origen antes de saltar a Europa, el paso más lógico para un futbolista con su privilegiado físico y mejor técnica.

Si bien fue de más a menos, el chilenoargentino Leonardo Gil se ganó el corazón de todo Colo Colo con 9 goles, en su mayoría de tiro libre, varios puntos que salvó para pelear el torneo hasta el cierre, la dualidad de contener y de juntarse con los arietes, y la ventaja que más aporta el Colorado: lucha por los espacios, y de la más incesante.

Cuando faltó, se notó y demasiado. Gabriel Costa ofició de conductor del Cacique y no necesariamente en el carril del '10', que tanto se extraña en la actividad. El uruguayo-peruano sigue siendo una fija para Ricardo Gareca en las Eliminatorias, mientras que en Macul es quien más le produce ocasiones de gol a sus compañeros atacantes, pero además quien más concreta varias de las propias.

Diego Valencia es el delantero más dúctil que cualquiera en el continente querría entre sus filas. Al igual que su colega Marcelino, vivió su año de consolidación pues se hizo con un lugar en el once cruzado incluso jugando por fuera de su posición original de 9 matador. Gracias a su entendimiento feroz con Zampedri, apuesta por relevarlo cuando tiene la chance y alimentarlo si su lugar está por fuera del área. Un killer con una movilidad superior que también aguarda por todavía más protagonismo con Chile.

Sus 23 goles en Primera le valieron saltar al Mazatlán mexicano, hacia donde escapó a tiempo pues a Melipilla se le viene la noche con la expulsión de la ANFP. Gonzalo Sosa convirtió más del 50% de los goles de los Potros en una campaña difícil pero, en los números, coronada con una salvación de categoría muy meritoria por el bajo costo de su plantilla y la irrupción en el certamen tras más de una década. Fue sinónimo de gol en Chile, sobre todo por no tener miedo en el último cuarto y por un finiquito exquisito.

Fernando Zampedri es otro sinónimo de gol pero también lo saben fuera de las fronteras. La rompió en Libertadores, se ganó el corazón cruzado pues destacó hasta en las derrotas, y en el certamen armó una dupla letal con Diego Valencia, misma que sufrió la mayoría de los rivales. Por el consenso que generó, fue el mejor del 2021.

Cristian Paulucci motivó tanto a su grupo de jugadores que hizo olvidar a Gus Poyet en cosa de días. Ganó Supercopa y tetracampeonato mostrándose invencible y con la idea de juego (en buena parte de Holan) traspasada por completo a sus atletas.

¿Y qué te parece el XI?