Noticias En vivo
Boca Juniors

Boca, entre los goles agónicos y un solo ritmo de juego

19:53 GMT-6 20/02/22
Boca Copa Liga Profesional 20022022
El Xeneize sigue con su buen andar en la Copa de la Liga, pero tiene mucho por corregir para encontrar su mejor versión.

La noche del domingo le devolvió una sonrisa a Boca, que sumó su segunda victoria al hilo después de vencer 2-1 a Rosario Central por la tercera fecha de la Copa de la Liga Profesional 2022. Dos certezas le quedaron a Sebastián Battaglia: los partidos duran más de noventa minutos y el medio del campo no puede ser de paso.

El Xeneize debió sufrir por tercer encuentro consecutivo, ya que en los últimos minutos siempre le marcan un gol. Primero fue Colón en La Bombonera (86), donde además resignó dos puntos; unos días más adelante Aldosivi en Mar del Plata (92), que lo hizo sufrir cuando había redondeado un buen partido. Y en Liniers, donde hizo las veces de local, Rosario Central estuvo a centímetros de robarle un empate (86).

¿Casualidad o causalidad? Se puede achacar falta de concentración, otros también pensar en mala suerte, pero hay una cuestión que suele hacer peligrar los resultados: Boca tiene un solo ritmo.

Con el esquema 4-3-3 y los interpretes que el entrenador hace ingresar al campo, no logra un juego de posesiones largas donde corra más la pelota que los futbolistas. Busca pegar rápido y como tiene jerarquía muchas veces le sale bien. En otras ocasiones el rival se luce, fue el caso del Canalla que durante el primer tiempo le dominó el medio, ganando la zona posicionalmente con cuatro futbolistas ante tres del local creando así superioridad en un lugar determinate.

El Kily González desnudó las falencias del esquema predilecto de Battaglia y este decidió cambiar en el entretiempo. La inclusión de Juan Ramírez por Eduardo Salvio (que parece tener las horas contadas entre los titulares), mejoró a Boca que marcó dos tantos pero pudieron ser incluso más.

Como siempre, al final tuvo que sufrir. Los cinco cambios desvirtuaron los buenos pasajes de fútbol y se juntaron nuevamente los dos grandes males actuales del club de la Ribera. Esta vez Rossi no pudo vestirse de salvador como en el penal atajado y Dupuy puso en supenso el resultado.

Le queda mucho por progresar al azul y oro, pero mejor es hacerlo con victorias en el bolsillo. Boca suma 7 de 9, queda en zona de clasificación y sigue armándose de cara al futuro.