Noticias En vivo
Real Madrid

Al Real Madrid le llaman suerte

4:00 GMT-6 21/01/22
Real Madrid Copa del Rey
Cuando un equipo se cansa de generar milagros deja de ser una casualidad. La exigencia máxima del club, clave

Al Real Madrid jamás se le debe dar por muerto. El equipo madridista es el mejor funambulista que jamás haya existido, pues se mueve en el alambre con una naturalizad impropia de la situación. Obviamente, no siempre le sale cara, pero sin duda es el equipo al que más veces le sale cara cuando todo parece perdido.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

Este jueves en el Martínez Valero se volvió a vivir otro episodio de la épica blanca. Restaban los 15 minutos de la segunda parte de la prórroga y el Elche se había adelantado en el marcado y Marcelo había visto la roja. No estaban ni Benzema ni Kroos ni Asensio ni Militao y sin embargo sí estaban jugadores que parecían acabados como Isco o Hazard.

Pero la exigencia que rige al Real Madrid obligó a los jugadores a un esfuerzo final encomiable que les guió a la remontada con los goles precisamente de Isco y Hazard. En el descanso de la prórroga pocos hubieran presagiado ese desenlace, pero con el equipo blanco de por medio, rara vez hay algo imposible.

Y es precisamente esa exigencia que muchas veces se ha incomprendido o se ha criticado la que define históricamente a este equipo y la que les empuja a estas hazañas. Si no existiera esa exigencia, los jugadores no rendirían como rinden en determinados momentos. Una exigencia que empieza en la grada y acaba en el vestuario. Y eso puede verse a cuentagotas en otros clubes, pero en el Real Madrid es innegociable. Por tanto, este tipo de remontadas inimaginables no son por suerte, llegan por la exigencia y por la ambición desmedida.