Noticias En vivo
Cruz Azul

Salida de Cabecita Rodríguez, la gran oportunidad para Santiago Giménez

11:20 a. m. COT 29/12/21
Santiago Giménez Cruz Azul Apertura 2021
Con la posible partida del delantero uruguayo, Giménez podría finalmente aspirar a ser titular indiscutible con la Máquina.

Cruz Azul tiene en Santiago Giménez al que muchos ven como la gran promesa del ataque mexicano para el futuro. Sin embargo, su desarrollo ha sido lento debido a que enfrente tuvo a Jonathan Rodríguez, pero ahora, con la posible salida del charrúa del cuadro Celeste, Chaquito finalmente tendrá su gran oportunidad de entrar en el 11 titular del club.

De acuerdo con información que pudo recopilar GOAL, la Máquina ya tiene un acuerdo para el traspaso de Cabecita a Arabia Saudita para jugar con el Al-Nassr. En 109 cotejos con el equipo, el charrúa sumó 50 tantos y 12 asistencias, pero afortunadamente el club no se quedará si un centro delantero de confianza, ya que Chaquito cubrirá el hueco del sudamericano.

Ahora es turno del hijo de una auténtica leyenda de Cruz Azul. Santiago tendrá una pesada carga sobre sus hombros, ya que no solo tiene detrás el nombre de su padre (homónimo del atacante), sino que también deberá hacerse responsable de los goles del campeón del Guardianes 2021. Las miradas estrán sobre él, pero Chaquito ya sabe a la perfección qué tipo de presión tendrá en 2022.

Para el Clausura 2022, los de la Noria optaron por realizar distintas modificaciones en su plantel. La ya mencionada salida de Rodríguez se suma a las bajas de Luis Romo y Roberto Alvarado, quienes eran pilares en el esquema de Juan Reynoso. Sin embargo, el club realizó dos trueques por dichos jugadores, por lo cual Uriel Antuna (Chivas) y Carlos Rodríguez (Monterrey) se vestirán de celeste para la próxima campaña.

Los dos antes mencionados son armas muy importantes para Giménez, ya que su carácter ofensivo servirá para que Chaquito tenga múltiples oportunidades y esté correctamente acompañado en el ataque. Además, Cruz Azul fichó a Christian Tabó procedente del Puebla que, si bien puede ser competencia en el centro para el mexicano, posiblemente lo coloquen por la banda derecha para crear un tridente ofensivo junto a Antuna y Santi.

Es el momento del ariete de 20 años para crecer y, además, aprovechar el año mundialista para levantar la mano como un posible refuerzo en el ataque de la Selección mexicana. En poco más de nueve meses, Santi debe mostrar su mejor nivel y, si bien no se espera que pueda quitarle la titularidad a Raúl Jiménez en el Tri, podría ser un revulsivo de lujo para renovar la delantera del combinado nacional para el futuro.