Noticias En vivo
FC Barcelona v Real Madrid

Ferran sigue esperando su inscripción

4:49 a. m. COT 10/01/22
Ferran Torres Barcelona
El Barcelona necesita más margen salarial para poder registrar al nuevo fichaje, que sigue pendiente de los movimientos administrativos

Ferran Torres todavía no puede ser inscrito como jugador del Barcelona. El flamante fichaje fue presentado el pasado 3 de enero ante su nueva afición en el Camp Nou, pero ha pasado una semana y todavía no ha podido ser registrado como futbolista de la primera plantilla azulgrana. El delantero de Foios espera -mientras supera su lesión de tobillo y el virus de la Covid- a que el Barça logre más margen salarial para poder entrar su salario en los límites marcados por LaLiga, un problema que a día de hoy sigue sin solucionarse y que mantiene al futbolista en vilo y aguardando a que su situación se arregle. Ahora mismo, Torres no puede entrar en la convocatoria para disputar el Clásico de Supercopa de España de este miércoles ante el Real Madrid, en Arabia Saudí.

La salida de Coutinho al Aston Villa no es suficiente para incluir el sueldo de Ferran en la plantilla oficial. El brasileño se va cedido al conjunto inglés, con lo cuál el Barcelona no se puede acoger a la fórmula del 1/2 por la que se puede invertir la mitad del salario liberado si se trata de un jugador que significa más de un 5% de los sueldos totales. Por lo tanto, el Barça debe seguir respetando la normativa 1/4: es decir, por cada millón nuevo se tienen que liberar cuatro. Al no marcharse traspasado, la fórmula del 1/2 no se puede activar, lo que significa que el conjunto catalán ha ganado una mínima parte del sueldo de Coutinho, ya que el Aston Villa no asume la ficha completa.

Hay que recordar que el Barcelona supera en más de un 300% el límite salarial marcado por LaLiga. Debido a las pérdidas acumuladas la pasada temporada, con unos ingresos descendidos y unos gastos que no cesan, los salarios de los futbolistas de la primera plantilla masculina siguen siendo un grave problema. Ahora mismo, según LaLiga, el Barça debería tener una plantilla con unos salarios que no superen los 98 millones de euros en total para garantizar el saneamiento del club. Sin embargo, el impacto de los sueldos de los futbolistas profesionales en las cuentas es de más de 430 millones de euros. Es por eso que el club catalán se ve obligado a rebajar salarios para poder incluir fichas nuevas.

De ahí que el conjunto blaugrana acelere para lograr la salida de otros jugadores, como son los casos de Samuel Umtiti y el guardameta Neto Murara, que solamente juega partidos de Copa del Rey y que mantiene un sueldo elevado. De hecho, Xavi Hernández dejó claro antes de los dieciseisavos de final ante el Linares Deportivo que había mantenido una conversación con el portero brasileño en dicho sentido: "Neto es una situación más. He hablado con él y he sido claro con la situación que tenemos en el club y con su situación personal". A Umtiti, el Barça le ofreció la carta de libertad en verano, aunque el francés la rechazó. Ahora, la marcha del central es una obligación. Su ficha es muy alta y no se cuenta con él para disputar partidos. Umtiti debe salir en enero no solamente para lograr algún nuevo fichaje -Xavi quiere a Morata-, sino para inscribir a Ferran, que ya firmó a finales de diciembre su contrato de cinco años y medio con el Barça. El tiempo se le tira encima a Mateu Alemany, el director de fútbol, que trabaja a contrarreloj.