Noticias Partidos
España vs Alemania

España está lista para vivir o morir, pero siempre a su manera

2:39 a. m. COT 28/11/22
Morata Germany World Cup
El equipo de Luis Enrique está preparado para jugar aunque su estilo implique morir de una manera que algunos considerarían inaceptable.

20 minutos del primer tiempo. Saque de portería para España. Alemania pone a Muller sobre el área para tapar la salida de Rodri, uno de los centrales. Del otro lado, a la altura del poste, se pone Gnabry, para que no la toque Laporte. Pegado a Busquets está Musiala.

La lógica indica que ningún equipo saldría jugando ante tanta presión. No tendría tanto sentido arriesgar ante un rival que se plantea bien adelante con la intención evidente de que no se genere una salida clara. Pero a España eso no le importa. Unai Simón se la da Laporte, que toca a Busquets y, de espaldas, pivotea hacia Carvajal por derecha. España consigue su salida limpia.

La jugada se repitió en varios momentos del partido. En situaciones habrá parecido exagerado que Simón no reventara algún balón. Pero las secuencias diagnosticaron un posicionamiento del juego, hasta moral: España está dispuesto a todo y no cederá ninguna bandera en el Mundial Qatar 2022.

El equipo de Luis Enrique prefiere sufrir un gol en contra ante una mala salida, una imprecisión o una 'avivada' en la presión del rival, que lanzar el balón sin sentido. Es muy posible que tenga alguna 'desgracia' en el torneo o de aquí al futuro. Pero no le importa. Vivirá y morirá a su manera. Sin concesiones.

Ante Alemania, el equipo fue sólido en casi todas sus líneas, generó juego y estuvo al nivel que se esperaba. Un pequeño bajón tras el gol derivó en el empate del partido, pero el conjunto de Luis Enrique fue mucho más.

Quizás le falte ajustar a los extremos por fuera, porque Ferrán y Olmo no terminan de enganchar. Quizás dependerá de la energía de Gavi, que hoy estuvo un par de escalones abajo que en el debut del torneo. Quizás Busquets no aguante al mismo ritmo durante los 90 minutos de juego.

Pero son todos contextos. España tiene su libreto, su guía, su manera de jugar. No hay ningún equipo del Mundial que tenga una idea de juego tan clara. No hay ningún equipo tan desesperado por imponer lo suyo.