Noticias Partidos
Real Madrid

Descubriendo el motivo para ilusionarse con Hazard

2:00 a. m. COT 19/08/22
Eden Hazard pretemporada 2022 Real Madrid
Frente al Almería, el belga ingresó en la segunda parte, no se tiró sobre la banda y terminó con el 100% de pases positivos.

¿Será este, al fin, el año de Eden Hazard en el Real Madrid? No hay adivinos para desvelar la incógnita, aunque existen argumentos para confiar en una respuesta afirmativa. La primera gran prueba sucedió justo en la primera fecha para que la ilusión no pierda tiempo: frente al Almería, el belga fue clave en la remontada y finalizó el encuentro con el 100% de pases positivos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

Desde los números, al menos, el ex-Chelsea no se equivocó durante el partido. El Real Madrid fue el equipo con el mayor porcentaje de pases buenos en la primera jornada de LaLiga (91.4%), y Eden Hazard fue uno de los dos únicos jugadores del torneo con el 100% de pases buenos entre los que dieron al menos 20 pases en la jornada inaugural (junto a Aimar Oroz, del Osasuna).

El 7 blanco reemplazó a Aurelien Tchouameni en el minuto 58, con el resultado parcial de 1 a 0. Se mostró con buen físico (recibió elogios por su pretemporada), entendiéndose bien con Karim Benzema y dejando detalles de su gran clase para reconfirmar que tiene una técnica distinta a la media.

Carlo Ancelotti, quien poco se está equivocando, confía en él y cree que puede lograr exprimir más este jugo exquisito. El italiano tiene paciencia porque sabe que el premio es suculento. Una particularidad que no se puede soslayar: frente al Almería, Hazard no se ubicó por la banda, sino que se movió más por el medio, con más libertad para organizar el juego. A veces de falso 9, otras veces de punta. Más libre, en definitiva. A tomar nota.

Vara baja, ilusión grande

En sus primeras tres temporadas en el Real Madrid, Hazard apenas jugó 67 partidos: seis goles y diez asistencias. Demasiado poco para su calidad y casi nada si tenemos en cuenta lo que el club pagó por él: 115 millones de euros, siendo así el fichaje más caro de la historia de la institución merengue.

Después de estos tres últimos años, las expectativas con respecto a su figura bajaron considerablemente. ¿Rendirá mejor sin tanta presión? ¿Y cuánto puede influir en su motivación que el Mundial de Qatar esté a la vuelta de la esquina?