Noticias En vivo
Real Betis

¿Qué es el modo cápsula de William Carvalho?

09:56 CLST 11-02-22
William Carvalho, Rayo Vallecano vs. Betis Copa del Rey
Manolo Nieto escribe sobre la nueva expresión de moda en el Betis.

Pero… ¿qué es el modo cápsula? La expresión del portugués está más de moda que nunca. Se popularizó en redes sociales después de que el medio lo pusiera de moda en sus publicaciones en Instagram. Ha sido motivo de muchísimos comentarios y quién sabe si ahí resida el secreto del cambio radical de William Carvalho. Sus orígenes se remontan a antes del inicio de la temporada. El mercado de fichajes abordaba varios rumores en torno al futuro del portugués hasta que el último día, el propio jugador realizaba unas declaraciones, a las puertas de la ciudad deportiva, a los compañeros de Gol TV: “Sí, me quedo en el Betis. ¡Mucho Betis!”. Antes de eso ya había iniciado el llamado `modo cápsula’.

Parecía que el luso publicaba la expresión como respuesta a las informaciones que se vertían desde los medios de comunicación. Incluso como réplica a las críticas que se han realizado sobre su rendimiento. Algo así como “no escucho y sigo”, de la canción Prohibido del grupo Callejeros. Pero lo cierto es que el jugador siempre pública esa expresión cuando va al gimnasio. Su estado físico ha cambiado de forma notable y ha mejorado su rendimiento sobre el campo. Por tanto, ese modo cápsula sí que ha influido y puede ser la explicación a la transformación que ha experimentado el luso.

El modo cápsula es el trabajo que realiza William Carvalho en el gimnasio. Es lo que muchos amantes del fitness llaman definición. Estar definido. Algo así como si se comprimiera. El gimnasio siempre es un componente más del entrenamiento del futbolista pero no siempre el mediocentro ha expuesto su evolución física como lo viene desarrollando en los últimos meses, sobre todo en las story de instagram.

Tanto ha calado la expresión que sus compañeros en redes sociales se la han mencionado en alguna que otra ocasión, con motivo de algún buen partido suyo.

Y ayer, después de la jugada que se marcó, que ni siquiera da lugar a imaginarla en la cabeza, mucho menos sobre el verde y a mil revoluciones, se hizo viral.

Pero la evolución a la mejor versión del portugués pasa por la figura de Pellegrini y la forma de entender el juego del centrocampista. Lo cierto es que es difícil poder hablar de la transformación que han sufrido determinados componentes de la plantilla verdiblanca y no encontrar en la figura de Manuel Pellegrini el nexo de unión de todos ellos. Quizás, la de William Carvalho puede que sea el ejemplo más revelador de la pócima con la que el chileno ha embrujado a los suyos para que puedan dar su mejor versión sobre el césped. Carvalho tenía un juego díscolo, intermitente, incluso desquiciante para algún aficionado verdiblanco y la mano del técnico lo ha devuelto a su mejor versión.

Lo ha dejado liberado de ataduras defensivas y le ha dado la posibilidad de romper líneas. De tener la libertad (que no el libertinaje) de pisar área rival. Una versión determinante, parecida a la que exhibe en su selección, aunque la que está firmando en este inicio de año es mucho mejor. Este Carvalho no solo se sienta en la mesa de Canales y Fekir, sino que incluso se atreve a pedir antes que ellos. Y entonces, el que sale ganando es el Betis.