Noticias En vivo
FC Barcelona

El ex director de la Masia: "Me siento engañado, vilipendiado y defraudado"

08:36 CLST 23-12-21
La Masia Barcelona
Dos ex ejecutivos declaran ante la jueza del caso 'Barçagate' que se encontraron con los contratos ya redactados y impuestos por el presidente

"Le pregunto a Grau si está Bartomeu y me dice que sí. Le pido que le diga que venga. Bartomeu viene y me dice que no sabe nada. ¿Es una broma o cómo va esto?". Esto es parte del relato -al que ha podido acceder Goal- que el ex director de la Masia, Xavi Martín, hizo ante la jueza Alejandra Gil, la responsable de instruir el caso 'Barçagate', la contratación por parte del Barça de un conglomerado empresarial (Grupo Nicestream) que se dedicaba a difamar a través de las redes sociales a exdirectivos del club, a exjugadores como Xavi Hernández o Carles Puyol, exentrenadores como Pep Guardiola, candidatos a la presidencia, empresarios, periodistas, políticos e incluso a algún jugador de la plantilla como Gerard Piqué. Además, los responsables del club fraccionaron el contrato, superior a 1 millón de euros anuales, en contratos inferiores a 200.000 euros, un hecho que evitó todos los controles internos.

Xavi Martín fue director de la Masia desde 2019 hasta 2021. Desde finales de 2017, el Barça tenía contratado al grupo empresarial y imputaba a varios departamentos los costes de cada contrato, incluida una Masia que en su presupuesto anual no contabilizaba dicho gasto, básicamente porque sus responsables no tenían conocimiento de que existiera. Así es como Martín se dio cuenta de que su área estaba pagando unas facturas de las que no había recibido noticia: "Seis meses después de mi incorporación tengo una reunión prevista, un lunes, con el director general, Òscar Grau. Pido un informe a mi responsable financiero de la Masia, el señor Xavier Armengol, y cuando me lo da veo que hay imputado un coste de una empresa que se llama Tantra Soft. Me dice que no tiene ni idea. ¿Cómo que no tienes ni idea? En el presupuesto de la temporada no está, pero cuando pido el informe, aparece. Sorprendentemente, me dice que ya preguntó a administración por qué se había imputado ese coste y no había recibido respuesta. Llamo al directivo responsable, Xavier Vilajoana, y le pregunto si sabe algo. Me dice que no sabe nada".

El ex director del centro de formación blaugrana siguió haciendo preguntas para resolver el entuerto. Pero no obtuvo ninguna respuesta satisfactoria, algo que le indignó. Así se lo contó a la jueza este mismo lunes, ante la que declaró como testigo: "Me voy el lunes al despacho de Óscar Grau y le digo que antes de empezar la reunión me diga qué es esto porque yo he entrado en Linkedin, he entrado en Tantra Soft y he visto que está liderada por el mismo señor que el programa ‘Què t’hi Jugues’ denunció que hay una serie de lo que le quieran llamar…y Grau me dice que no tiene ni idea. Le digo cómo es eso posible, porque el director general tiene que saber qué son esas facturas y por qué se han imputado a La Masia. A mí eso me molesta mucho porque me siento engañado, vilipendiado y defraudado por personas con las que yo tenía un nivel de confianza como Bartomeu. Entonces le pregunto a Grau si está Bartomeu y me dice que sí. Le pido que le diga que venga. Bartomeu viene y me dice que no sabe nada. ¿Esto es una broma o cómo va esto? Le digo a Bartomeu que yo he entrado en Linkedin y lo que he visto. Entonces me dice que se nota que he sido director de comunicación, porque he encontrado esto. Le digo que no hace falta ser Einstein. Bartomeu me dice que no sabe nada y mi nivel de indignación…porque me están tomando el pelo. Les dije que me negaba absolutamente a que se imputara esto a mi cuenta de explotación".

El director de Marca, incómodo con el proceso

También declaró el lunes el que fuera director de Marca en el Barça durante cinco años, Guillem Graell. El máximo ejecutivo del área fue uno de los primeros promotores de los contratos con el grupo Nicestream, pero lo fue debido a que Jaume Masferrer, mano derecha del presidente e investigado junto a Bartomeu por administración desleal y corrupción, no podía formar parte del proceso al no estar contratado en plantilla del club azulgrana. En ese momento, finales de 2017, Masferrer era asesor externo. Fue por ello que a Graell le pidieron que fuera promotor de alguno de los contratos, algo que le hizo sentir una alta incomodidad por los procedimientos a través de los cuáles se produjo dicha contratación. "Se me presentó hecho, decidido y con los contratos redactados", declaró Graell, también como testigo, en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

El ex director de Marca explicó haberle transmitido, ya en 2018, al director general del club, Óscar Grau, "una cierta incomodidad por ser un proceso excepcional o poco normal". Aun así, Grau "me informó que se tenía que tirar adelante porque era una decisión del presidente y un proyecto liderado por el señor Masferrer". Fue así como Graell acabó firmando parte de los documentos, pensando además que el objeto del contrato era únicamente el de la monitorización de las redes sociales, es decir, la escucha para saber qué dicen del club. Un servicio que el ejecutivo consideraba adecuado: "Un servicio de monitorización, en un club como el Barça, si no se tiene se debe tener. No tengo duda". Sin embargo, el proceso fue único. Nunca antes había visto una contratación similar: "Lo que me dejó alta incomodidad es que esto no fuese hecho con los procedimientos habituales de la casa, que significa hacer un tender, comparar propuestas y hacerlo de una forma absolutamente transparente, como el resto de todas las contrataciones que he visto yo en el FC Barcelona".

Las redes existían y se llevaban desde I3Ventures

Como ya declaró V.V., ex trabajador de I3Ventures, ante la jueza hace unas semanas, I3Ventures fue la responsable de crear perfiles y emitir mensajes en las redes sociales para favorecer la imagen de la junta directiva presidida por Bartomeu y acallar las críticas del entorno. Lo reconoció también A.A., todavía empleado de la empresa filial de Nicestream en Barcelona. "Yo llevaba páginas de Facebook y perfiles de Twitter", declaró de inicio el trabajador. "Se fueron creando, había perfiles de Twitter con nombres y fotos aleatorias, inventados, como lo puede tener todo el mundo. Esos perfiles se dedicaban a hablar del Barça y a poner en valor lo que hacía el Barça", explicó A.A. que, preguntado por si los perfiles también debían acallar las críticas contra el presidente, admitió que también era su cometido: "Sí, claro. Pero cuando criticaban por ejemplo a Valverde, esas cuentas hablaban para defender a Valverde. Si atacas a Valverde atacas al Barça". El abogado del Barcelona le pidió que reconociera algunas de las cuentas que se llevaban desde I3Ventures. Le citó cuatro de ellas, pero A.A. solamente confirmó dos de ellas: Sergio Rodríguez y Goku Emprenyat.

En Facebook, la orden era publicar noticias favorables al Barcelona y, en consecuencia, beneficiosas para la junta directiva del club. Sin embargo, cuando alguien criticaba a Bartomeu, a alguno de sus compañeros de junta o al entrenador, esas páginas de Facebook reaccionaban. "Si alguien atacaba al Barça, por ejemplo Laporta, si salía una polémica con el Reus se publicaba esa noticia", dijo el empleado de I3Ventures. Pero, ¿quién era el que decidía quiénes atacaban al Barça?, preguntó el abogado del club: "Recibíamos a veces la notica directamente de Carlos Ibáñez, Michelle Seixas, Masferrer o nosotros mismos lo veíamos".