Noticias En vivo
FC Barcelona

CVC-Barça: el club quiere capital para fichar

09:01 CLST 10-02-22
Joan Laporta FC Barcelona
El Barcelona quiere que los más de 250 millones de euros de CVC se conviertan en capital directo en las cuentas y no en una deuda a devolver

El Barça no se cierra la puerta a firmar el acuerdo con CVC Capital Partners. En verano, el club blaugrana rechazó la propuesta definitiva presentada por LaLiga -Joan Laporta sí estaba de acuerdo con los primeros borradores- al considerar que las condiciones no eran provechosas para la entidad. Pero todo sigue abierto. "Tarde o temprano llegarmos a un acuerdo", dicen desde la zona noble del Camp Nou. El Barcelona no quiso aceptar la cesión de parte de sus derechos televisivos durante 50 años, como tampoco vio coherente -ni ve ahora- ampliar su deuda en más de 250 millones, la cantidad que traspasaría CVC al club tras la firma del acuerdo.

Desde los despachos del Camp Nou se trabaja para poder negociar una modificación sustancial en las condiciones de acceso al dinero. El club está dispuesto a cambiar su postura y a unirse a los 38 clubes profesionales que en diciembre aprobaron el pacto entre LaLiga y el fondo de inversión, que pretende inyectar 2.700 millones en la competición a cambio de recibir el 10% de sus derechos televisivos durante medio siglo. Pero el principal escollo es la deuda. El Barça insiste en la necesidad de que los 250 millones de CVC se inyecten como capital directo a las cuentas del club y no computen como un préstamo. La deuda del Barcelona es ahora de 1.350 millones de euros y, en los últimos días, Ferran Reverter ha viajado a los Estados Unidos para avanzar en el crédito de 1.500 millones para afrontar las obras del Espai Barça. El CEO, que presentó su dimisión pero que seguirá en el cargo hasta que el club encuentre su sustituto, estuvo reunido con varios posibles financiadores de la obra, que hará crecer la deuda hasta los casi 3.000 millones.

Es inviable para el club, entonces, que esos 250 millones se sumen al pasivo. Se considera un riesgo innecesario y no se aceptará. Además, las condiciones impuestas por LaLiga sobre el uso del dinero no convencen al Barça. Según los requisitos, el 15% del dinero debe ir a reducir deuda, otro 15% puede ser destinado a fichajes y el 70% restante deben ser inversiones en infraestructuras y mejora tecnológica. El Barça, sin embargo, ya tiene un proyecto de financiación para la construcción del nuevo estadio, con lo cuál no necesita utilizar ese 70% de CVC para pagarse nada relacionado con infraestructuras. El club azulgrana quiere desligarse de esa obligación y negocia para que esa cláusula desaparezca, con el objetivo de poder usar el dinero para mejorar su plantilla deportiva. Es decir, para fichajes. Hay que recordar que el gran propósito es fichar a Erling Haaland el próximo verano.

Goldman Sachs, un aliado

El socio principal del Barcelona en la búsqueda de financiación es Goldman Sachs. El fondo de inversión estadounidense ya participó en la búsqueda de 525 millones para la refinanciación de la deuda azulgrana en verano de 2021 y sigue ejerciendo de intermediario en el rastreo de prestamistas para conseguir los 1.500 millones que se necesitan para tirar adelante el Espai Barça y que fueron aprobados en referéndum el pasado 19 de diciembre. A su vez, Goldmah Sachs es socio financiador de CVC Capital Partners, una relación que acerca posturas entre el mismo fondo CVC y el club catalán. "Goldman insiste en ayudarnos con el acuerdo", comentan desde la entidad blaugrana. "A ellos también les interesa", reconcen. Según cuentan varias fuentes conocedoras de las conversaciones, "Goldman Sachs no presiona" para que el Barcelona firme con CVC, pero "sí nos extiende la mano para que podamos llegar a un acuerdo pronto".