Noticias En vivo
Valencia v Rayo Vallecano

Con todos ustedes, el asombroso Rayo Vallecano

07:45 CLST 23-11-21
Radamel Falcao Real Madrid Rayo Vallecano La Liga 2021
Invicto en casa, en puesto europeo, el Rayo es el mejor recién ascendido de las 5 grandes ligas de Europa

Tiene recursos limitados, presupuesto humilde y jugadores que distan mucho de ser estrellas, pero el Rayo Vallecano se ha convertido, por méritos propios, en un equipo ejemplar, digno de elogio y que no tiene techo. El equipo de Andoni Iraola juega como los ángeles, está invicto en 'Vallekanfield', es el mejor equipo en cada de toda la Liga, ocupa la sexta posición que da acceso a Europa y sólo Real Madrid y Sevilla han marcado más tantos que los de la franja, que han anotado 22 goles en este inicio de campeonato. Números que asombran en España, pero que también son espectaculares en Europa. De hecho, con su puntuación, el Rayo de Iraola es el mejor recién ascendido de las cinco grandes ligas europeas, porque no existe ningún equipo que el año pasado lograse el ascenso con mejores números que este Rayo ni en Inglaterra, ni en Francia, ni en Italia, ni en Alemania. Poca broma con eso. Los Trejo, Catena, Isi, Óscar Valentín, Mario Suárez, Falcao - quizá lo único bueno que haya hecho el palco en los últimos tiempos-, Nteka y compañía están haciendo una temporada fantástica. Defienden con la fiereza de un equipo pequeño y atacan con la ambición de un grande. Denominación de origen, Iraola.

Lo sorprendente de la situación del Rayo Vallecano es que su gran temporada es una luz que brilla en mitad de un páramo institucional. El club, uno de los pocos que no ha crecido después de las últimas temporadas, sigue instalado en la más completa oscuridad en cuanto a su gestión. Lo deportivo funciona. El resto, no. Más allá del rechazo que provoca la figura de Martín Presa entre la abrumadora mayoría de la afición de Vallecas, que no se siente representada en cuanto a la política social con la que se gobierna el club, los problemas del Rayo se han multiplicado en los últimos tiempos. Mientras el equipo lo borda, juega de cine y no para de acumular victorias meritorias con un presupuesto enano, el club se desangra siendo víctima de mil y un problemas incalificables. Promesas incumplidas de cobro, retraso en el pago de nóminas, estado comatoso del estadio, obras que no avanzan, el escabroso asunto de los abonos, la insostenible situación que vive el equipo femenino y de propina, la pésima gestión de Presa, son el pan nuestro de cada día en Vallecas. De hecho, la relación entre equipo y palco es inversamente proporcional. Mientras la gestión insiste en hacer el club cada vez más pequeño, los jugadores y el entrenador se empeñan en hacerlo cada vez más grande.

El caso del Rayo Vallecano, en los despachos y en el verde, es digno de estudio: el equipo está tirando del club y no el club del equipo. Y mientras tanto, el patrimonio real del Rayo, su afición, que está siempre, en las buenas y en las malas, tiene claro su sentimiento: cada día se sienten más lejos del que manda y cada día más orgullosos de los que visten la camiseta de la franja. Su Rayo ya no es un equipo de barrio y un equipo humilde cuyo gran milagro es sobrevivir a una propiedad negligente. Ahora es mucho más que todo eso. Es un equipo que maravilla en España y asombra en Europa. Es un equipo que juega bien a fútbol, que es valiente, que maximiza recursos y que está enviando un mensaje cargado de integridad. Cuanto peor gestiona el palco, mejor juega el equipo. Y cada día juega mejor.

Rubén Uría