Noticias Partidos
Fichajes

Atleti: Cuando esto no es 'PC Fútbol' ni 'Kickbase'

09:41 CLST 13-01-23
Atlético Madrid Brujas 12102022 Champions
La hoja de ruta del Atleti es impopular: si lo que viene no mejora lo que hay...chavales de casa

A mis 47 años, sigo jugando al 'PC Fútbol'. Y camino de los 48, participaré en el 'Fantasy' de 'Kickbase' para intentar demostrar que igual soy mejor 'manager' de lo que creo. Sin embargo, el Atlético de Madrid, aunque algunos así lo crean, no es el 'PC Fútbol', ni tampoco tiene nada que ver con la ficción de 'Kickbase'. Es algo más complejo, porque no hay ficción. Es la vida real, es un mercado donde dependes de lo que ofrecen y pagan otros, una selva trufada de fenicios y bazares, agentes de cabecera, comisiones y operaciones donde prima el negocio y no las necesidades deportivas. Hace años que el club, tras diez clasificaciones consecutivas para Champions, sostiene un equilibrio milimétrico entre fichajes y ventas, con una inversión neta en refuerzos que no figura entre los 50 clubes más potentes de Europa. Matiz: cuanto más crece el club, más se disparan sus salarios. En los últimos siete años, el Atlético ha incrementado su gasto en salarios de la primera plantilla en más de 100 millones de euros. Conclusión: Es la eterna pescadilla que se muerde la cola. No es lo que ficha, es lo que paga. Sostiene fichas que su economía apenas resiste y retiene a jugadores que cobran un salario de futbolistas diferenciales, aunque el campo en los últimos años denota que no lo son. Ese es el problema.

El personal atlético, en época de fichajes, está curado de espanto y conoce, de primera mano, el eterno mantra que emana desde el club. Antes de entrar, dejen salir. Las gallinas que entran, por las que salen. Y antes de comprar, hay necesidad de vender. Años así. Y quizá por eso, con la venia, convendría que tanto el club como sus aficionados empiecen a cambiar el paso, la hoja de ruta y la mentalidad. Si el club paga salarios diferenciales por futbolistas que no lo demuestran, habrá que replantearse la política de fichajes y la de renovaciones. Gestionar el Atleti no es tan fácil como el 'PC Fútbol', ni tan sencillo como ser el 'manager' de 'Kickbase', pero salvo mejor opinión, si al Atleti no le sobra un euro, se impone el sentido común. El club no está para probaturas, apuestas arriesgadas, parches y decisiones equivocadas. La planificación ha sido nefasta, la plantilla está desequilibrada y para cumplir objetivos, igual lo mejor es apostar por lo propio.

Uno, que no es director deportivo ni tiene ganas de serlo, tiene claro el contexto. Si el dinero de Cunha se destinará a tapar agujeros económicos por el KO europeo y para equilibrar las famosas cuentas, y la cesión de Joao Félix deja un pequeño remanente de dinero para poder ir a por otro jugador en el mercado, lo prudente sería apostar por una fórmula que no implique ni grandes desembolsos, ni nuevos salarios inflados y traspasos que puedan convertise en futuras hipotecas. Que el Atleti está mal construido es tan cierto como que en invierno sólo fichan los clubes desesperados y sólo gastan los que no confían en lo que ya tienen. Hay más: Si el Atleti ha de invertir algún tipo de dinero, que lo gaste en un central. En uno sano, capaz de jugar quince partidos sin lesionarse y sin ser expulsado. Uno de nivel. Y si eso no existe, a tirar del filial. Lo del delantero, pues uno no buscaría demasiado. Si no hay cartera, pues cantera. Si Pablo Barrios ha encontrado hueco, Carlos Martín podría tener su espacio. Es más, Sergio Camello juega cedido en el Rayo y no estaría de más intentar gestionar su regreso hasta final de temporada. Gente de casa.

Así se enviaría un mensaje interno: si no hay dinero para mejorar lo que existe, nada mejor que tirar de gente que tenga ilusión y ganas de comerse el mundo con esa camiseta. El Atleti necesita nuevas piezas para cumplir objetivos, es cierto y lo ve un ciego. Pero eso es tan cierto como que paga salarios que no se puede permitir o como que coleccionar cromos caros ha sido una política tan nefasta como innecesaria. El camino pasa por gastar poco en invierno para acometer la revolución necesaria en verano. Hacer de necesidad virtud y apostar por gente de la casa. Hay quien sigue pensando en Vlahovics, Mbappés y Haalands. Algunos, cegados por el neón de los fichajes, siguen viviendo en Narnia. Allá ellos.

La realidad es que el Atleti hace tiempo que necesita otro tipo de jugadores. Gente que venga a sumar y gente que sepa qué camiseta viste y a quién representa. Sentido de pertenencia y competencia interna. Y eso, en este mercado de aguas procelosas, está al alcance de la mano del club. El Atleti no es tan sencillo como el 'PC Fútbol', desde luego. Pero tampoco debería ser tan complicado tirar de tu gente, apostar por los tuyos y gastar el dinero que tengas en verano y no ahora. Es una opinión impopular, pero cada vez que el Atleti ya no está para inventos. Sentido común. Si lo que va a venir no mejora lo que hay, quédense con los chavales de casa.

Rubén Uría