Selección: el futuro enseña al presente

España Lituania
@sefutbol
El 4-0 con los Sub-21 a Lituania, construido con un fútbol vertical y decidido a acabar las jugadas, muestra el camino a los mayores.

Firma Mario Cortegana

Del fútbol gusta tanto lo que se ve como lo que se imagina. Quítale a tu afición un título o una permanencia que si le das una summeriana de pajiplantilleo se le va pasando el enfado. También se le alegra la cara con esos juegos sobre la posición en la que quedaría equis equipo en equis liga o cómo le iría a equis selección inferior contra equis absoluta. La Sub-21 de España, con nomenclatura absoluta, resolvió en parte esa fantasía con el 4-0 en el amistoso ante a Lituania, 134 del Ranking FIFA. 

El artículo sigue a continuación

Selección de España en la Eurocopa 2021: Convocatoria, jugadores, partidos, rivales, cuerpo técnico de Luis Enrique, resultados y clasificación

Frente al toque sin remate de sus mayores, los chavales de Luis de la Fuente dispararon primero y preguntaron después . En los tres minutos iniciales chutaron tres veces, celebrando el 1-0 en el 3'. El gol ni mucho menos sació a los chicos, todos debutantes menos el vistoso Bryan Gil. En el 25' clavó el 2-0 Brahim , a quien cuesta entender que el Real Madrid no se tome más en serio, en el 30' Abel Ruiz dispuso de un penalti que no aprovechó y en el 39' pudo sentenciar Mingueza en el área pequeña. 

Entre la mayoría de nombres de difícil pronunciación en Lituania, el espectador español se aprendió el del portero, Svedkauskas, el mejor de los visitantes. Pero esta España no parecía haber sido convocada tras el desgaste del Europeo de su categoría, en el que cayeron en semifinales, y camino de la playa. Aceleró y firmó el póquer con una falta de Miranda y una buena maniobra de ese Javi Puado en estado de gracia.

Como al partido se le había evaporado el misterio, fue inevitable intentar adivinar si Luis Enrique y sus citados estarían pendientes de 'Teledeporte' y, si sí, qué pensarían. Igual se estarían temiendo el comentario fácil de medios y fans, en ocasiones de la misma especie, de que deberían fijarse en la cantera. La respuesta más rotunda a esas cábalas, si el coronavirus lo permite, sería demostrar en el estreno con Suecia que hay mimbres para algo más ilusionante que lo enseñado hasta ahora.

Cerrar