Noticias En vivo
Mallorca v Valencia

Mal momento para ponerse nerviosos

09:46 ART 25/2/22
Bordalás Valencia
Tensión en Valencia: desencuentro en la sala de prensa entre Bordalás y un periodista

En esta época donde está de moda ‘padrear’ en la redes sociales, la rueda de prensa del técnico del Valencia José Bordalás, supuso para algunos un reclamo para lanzarse en plancha a esa nueva moda de criticar constantemente el trabajo de la prensa. Sin embargo, creo que el técnico valenciano lo que ha demostrado ante los medios de comunicación es que está nervioso. Que en la previa de un partido de Liga,  en el que como él mismo dijo el equipo necesita puntuar para no meterse en problemas, y no para mirar hacia arriba que debería ser lo lógico en un Valencia, se ponga a discutir con un periodista y tenga varias respuestas un poco raras ante preguntas bastante normales, habla de que el técnico ha llegado el momento clave la temporada con nervios.

Por mucho que en la rueda de prensa el entrenador haya asegurado que él tiene muy claro todo, y que sabe perfectamente cuál es el problema del equipo, la realidad es la que él mismo dijo tras caer goleada ante el Barcelona. Por un lado, que al Valencia no le da, y que él mismo se siente frustrado porque no ha sido capaz con su trabajo de mejorar los resultados de las últimas temporadas . Además, de momento no ha conseguido ser ese técnico que conseguía sacar siempre el máximo de sus plantillas y principalmente hacer equipos rocosos.

A Bordalás le pesa ser el segundo equipo más goleado de la liga española, 42 goles en 25 jornadas son una salvajada propia de equipos que no pelean por el descenso, sino que lo ven cerca a falta de 13 jornadas para que se acabe la Liga. Y eso a Bordalas, le pesa, le duele y le hace sentir perdedor algo que como ya demostrado y hoy ha reconocido le saca su peor cara. Desde que arrancó la temporada, cada rueda de prensa tras derrota el técnico se muestra siempre enojado, como él dice. Eso es bueno, no es nada criticable significa que se trata de un ganador al que no le gusta nada perder. Por eso, tras caer ante el Barça dijo todo lo que dijo y definió una realidad que nadie puede esconder por mucho que lo intenten. Se puede seguir viviendo del pasado, pero la realidad hoy es que el Valencia no tiene equipo para pelear por la Champions, que por si a alguno se le ha olvidado, es el objetivo mínimo de este club y del que ya casi ni se habla.

Además también dijo otra gran verdad, con la plantilla que tiene no le llega. Y más allá del debate si le podría haber hecho más cosas con este equipo, la realidad es que la plantilla, es lo que es. Ahora bien, la gran pregunta es si era el momento para decirlo públicamente sabiendo el técnico como sabía, que en la Liga la temporada estaba prácticamente finiquitada para el objetivo de llegar por ahí a Europa y cuando apenas faltaban 10 días para jugarse la temporada en el partido de copa Athletic Club.

Por mucho que hayan querido vender desde los medios oficialistas que el lunes hubo un encuentro del vestuario para intentar hacer piña y que van todos a una, la realidad es que en el en el vestuario molestó lo que dijo el entrenador, como es normal, y como ya le pasó a Javi Gracia cuando dijo algo muy parecido. La historia fue que Gracia  lo dijo antes de empezar a competir y Bordalás en la Jornada 25. Es difícil digerir siendo futbolista de élite que tu entrenador diga una sala de prensa que no te da para más. Los futbolistas normalmente son los tipos más egoístas del mundo, y se hace muy difícil comprender que hayan podido encajar que su propio entrenador los retratará así sala de prensa.

Supongo que a partir del próximo lunes, o quizás si mañana el equipo diera la sorpresa, porque para mí sería una sorpresa ganar en Mallorca, se hablará y se centrará todo en la copa porque ahí está la única carta real que le queda al club, y al entrenador para salvar la temporada. Su temporada, la de cada uno de ellos por un lado la de la propiedad, y por otro lado a la del Entrenador porque a estas alturas creo que es evidente que cada uno tiene su propia temporada.

Creo que Bordalás equivoca el enemigo si piensa que es la prensa. A estas alturas del partido,  el alicantino sabe más que de sobra con quien vive el día día y quién es el que no le ha dado un Valencia a la altura para poder pelear por lo que él quería, tener al Valencia estando en posiciones Champions.

Héctor Gómez / "Tribuna Deportiva"