Noticias En vivo
Fichajes

La imparable máquina de vender humo

12:42 ART 29/4/22
Mercado 16 marzo
Durante este abril no han cesado de aparecer nombres vinculados al Barça

Hasta un marciano sabe, porque se ha contado por activa, por pasiva y por perifrástica, que el FC Barcelona atraviesa una situación económica realmente delicada. El club ha tenido unas pérdidas económicas brutales, ha tenido que recurrir a diferentes préstamos y desde las oficinas no se oculta que se busca dinero debajo de las piedras. A eso cabe sumar que el Barça no puede ocultar que tiene un límite de coste salarial de -144 millones de euros, que lleva años excedido en su "fair play" y que, por este motivo, se tiene que aplicar la regla del "4 por 1". Es decir, que por cada 4 millones de euros que logre ahorrar, sólo puede gastar 1 millón para conseguir nuevas incorporaciones. Una situación realmente terrible.

Pues en ese escenario complejo y con el mercado cerrado, sólo un marciano podría entender cómo es posible que, desde el día 1 del presente mes hasta el 29, no paren de "sonar" posibles refuerzos para el club azulgrana. Durante este mes de abril, en los medios de comunicación, han aparecido los siguientes "fichajes" del FC Barcelona: Robert Lewandowski, Erling Haaland, Ángel Di María, Andreas Christensen, Antonio Rudiger, César Azpilicueta, Romelu Lukaku, Alex Grimaldo, Darwin Núñez, Joao Félix, Javi Galán, Franck Kessié, Lautaro Martínez, Marcelo Brozovic, Niklas Sülle, Rapinha, Lucas Boyé, Álvaro Morata, Williot Swedberg,  Ruben Neves, Lucas Hernández, Lisandro Martínez, Mo Salah, Marcus Rashford, Gabriel Jesús, Carlos Soler, José Luis Gayà, Florian Wirtz, Mathijs De Light, Isak, Timo Werner, Nkunku, Xavi Simmons, Angeliño, Kalidou Koulibaly, Nico Tagliafico, Raheem Sterling, Dani Olmo, Ramy Bensebaini, Antony ,Gabriel Magalhaes, Mazraoui, Paulo Dybala, Thomas Meunier, Karim Adeyemi, Alexandre Lacazzette, Cavani, Angelo y Marcos Alonso.

Resulta comprensible que el periodismo deportivo trate de alimentar la maltrecha ilusión de los barcelonistas. También que gran parte de la prensa se entregue, con pasión desmedida, a intentar contarle a su audiencia cualquier novedad del Barça en el mercado. Incluso se puede aceptar que haya medios que no tengan ningún tipo de filtro para publicar esos "fichajes", porque la dictadura del "click" anima a que siga la fábrica de churros. Los periodistas somos responsables y culpables de lo que está pasando, porque hace tiempo que se nos ha ido la mano con todo esto. Sin embargo, las preguntas se agolpan: ¿quién se puede tomar en serio está imparable venta de humo? ¿es necesario insultar la inteligencia del socio? ¿a qué obedece tal cantidad de humo? ¿de dónde sale? ¿a quién le interesa que salgan todos estos nombres? ¿qué credibilidad podemos tener los periodistas cuando salen cuatro "fichajes" diarios en un club que tiene serios problemas para fichar o renovar? ¿cuántos "fichajes" se habrían publicado si el Barça estuviera en una situación económica decente? A alguien se le está escapando la tortuga. Y no es sólo al periodismo.

Rubén Uría