Noticias Partidos
Real Madrid

El Rocky Balboa del fútbol

06:32 ART 15/9/22
Fede Valverde Real Madrid vs. Leipzig
El Real Madrid de Carlo Ancelotti termina superando a sus rivales por puro agotamiento

El Real Madrid ha encontrado la fórmula para no parar de ganar: la asfixia. El agotamiento. Ya no se trata de no bajar los brazos, si no de que el rival termine bajándolos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

El equipo de Ancelotti lleva ocho victorias en ocho partidos y solo se marchó ganando al descanso en dos de ellos (Eintracht y Celta). Ha tenido que resolver la papeleta en la segunda mitad en seis de los ocho partidos.

Eso demuestra que más allá de si se juega mejor o peor, el Real Madrid te termina ganando porque no le puedes mantener el ritmo. Este miércoles el Leipzig le puso contra las cuerdas como ningún otro equipo había hecho este año y los blancos aguantaron, aguantaron y aguantaron hasta que su rival no pudo mantener el ritmo y terminaron sucumbiendo.

Físicamente nadie puede igualar a este Real Madrid y es algo que no ha llegado por casualidad. Desde la directiva se ha apostado por jugadores con un físico incomparable para llegar a este resultado: Valverde, Camavinga, Tchouaméni, Alaba, Mendy, Rüdiger, Rodrygo, Vinicius, Militao... todos son auténticos portentos físicos que unidos a veteranos ultra profesionales que se cuidan como pocos, caso de Modric, Benzema, Nacho o Kroos, se llega a este resultado: una apisonadora.

Valverde, un poderío físico para dominar Europa

El mejor ejemplo sin duda de todo esto que estamos diciendo es Fede Valverde. La inclusión del charrúa como titular indiscutible ha cambiado de arriba a abajo el equipo. Desde la eliminatoria ante el Chelsea, el Real Madrid se ha convertido en un equipo prácticamente invencible. Y eso es en gran medida gracias al uruguayo.

Su físico privilegiado le permite ayudar en defensa como ningún otro extremo derecho ha hecho jamás. Algo que debería mermar a cualquier en ataque, pero no a un Valverde que no sólo mantiene el tipo en ataque, si no que ha logrado mejorar sus prestaciones a un ritmo vertiginoso: ha marcado tres goles y ha dado dos asistencias en apenas ocho partidos, igualando en septiembre su mejor registro goleador en una sola temporada. De locos.