Noticias Partidos
PSG

El PSG les exige que Neymar y Mbappé que 'se aguanten' tras la polémica en los penales

18:15 ART 19/8/22
Neymar and Mbappe discuss penalty, PSG v Montpellier, Ligue 1 22-23
La directiva se reunió con el plantel del Paris Saint-Germain y exigió una nueva postura tras los roces ante el Montpellier el pasado sábado.

El Paris Saint-Germain intenta calmar los ánimos en el vestuario tras los roces entre Neymar y Mbappé por los penaltis. Hubo una conversación con la plantilla para evitar nuevos problemas en público, como el del pasado sábado (13), en la goleada 5-2 ante el Montpellier.

La charla de la cumbre no se limitó al dúo. La exigencia para la plantilla es que todos convivan armoniosamente en el ambiente de trabajo, especialmente los días de partido, que cuentan con presencia de prensa, según pudimos saber desde GOAL.

Respecto al episodio del pasado fin de semana, en segundo partido de esta temporada de la Ligue 1, la directiva intentó poner paños fríos. Mbappé todavía es tratado como un jugador clave detrás de escena y no hay ganas de perder al jugador o ganarse su malestar ya que recientemente renovó su contrato. Sin embargo, el departamento de fútbol sabe que será difícil imponer al deportista como líder del grupo.

Por lo tanto, la junta actúa para evitar más acciones públicas o manifestaciones de descontento de los atletas. Una de las misiones del nuevo director deportivo del club, el portugués Luís Campos, es mejorar el ambiente en el vestuario, que ha tomado postura a favor del crack brasileño, dejando al francés de 23 años sin el ansiado liderazgo que pretende en el Parque dos Príncipes.

A la plantilla del PSG se le dijo que evitara desacuerdos frente a las cámaras. No hay necesidad de convivencia fuera de las instalaciones del club, pero el temor es que los problemas vuelvan a hacerse públicos y dificulten el rendimiento deportivo -el objetivo es ganar la UEFA Champions League en la temporada 2022/2023-.

Neymar y Mbappé mantuvieron una buena relación hasta el final de la temporada pasada, antes de que el delantero francés renovara su contrato. Según información de la prensa francesa, el delantero también despertó cierto disgusto por parte de deportistas argentinos, como Messi, Icardi y Leandro Paredes, luego de hablar públicamente de lo que entendió por la baja calidad de las eliminatorias sudamericanas al Mundial y que incluso provocó una respuesta del técnico Tite, de la selección brasileña.

Tras firmar el nuevo contrato, el jugador de 23 años empezó a exigir el liderazgo de la plantilla. Sin embargo, no parezca que haya ganado tal posición, lo que generó malestar con Neymar, quien se convirtió en el líder técnico del grupo, sobre todo por el respeto de Lionel Messi y Sergio Ramos.