El Bernabéu se vuelve un problema para el Madrid

Karim Benzema Real Madrid Osasuna Primera División Liga
Javier Soriano / AFP
Ni los puntos ni los goles son los esperados en casa. El empate ante Osasuna, 0-0, señala la necesidad de mejorar.

No fue el de anoche un mal partido del Real Madrid, no al menos tanto como para que se vuelvan a encender las alarmas y luego se apaguen a los dos días. Pero el empate a cero destapó de nuevo algunas carencias, como la falta de puntería o las dificultades en los ataques en estático, y lo que puede convertirse en un problema: los resultados en el Santiago Bernabéu.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

Los de Ancelotti controlaron desde el balón, terminando con un 74,8% de posesión y 726 pases (los rojillos, 124). Ese dominio se notó en los tiros hechos, 17, y en los recibidos, cuatro, ninguno de ellos a puerta; aunque de esos intentos madridistas sólo tres fueron entre los palos de Sergio Herrera...

El artículo sigue a continuación

Los registros negativos del Bernabéu

Estos son algunos de los datos que explican por qué triunfó el plan de Jagoba Arrasate, un entrenador con mucho más método que publicidad. Pero de fondo también aparecen varias estadísticas que enseñan que el Santiago Bernabéu no es lo que fue, una sede prohibitiva para la mayoría de los visitantes.

Hay que rebobinar hasta 1973 para encontrar a un Real Madrid con dos 0-0 en las cuatro primeras jornadas en casa. Villarreal, con una puesta en escena magnífica, y Osasuna, sacando máximo rendimiento a su cerrojazo, han provocado que se mire tan atrás. Además, estos dobles roscos se han producido de forma seguida, algo que no ocurría desde la 1996-97.

Y se da la circunstancia de que entre estos marcadores hubo una hecatombe, la derrota 1-2 con el desconocido Sheriff en Champions. Esta triple ausencia de victorias en el estadio blanco había pasado por última vez en la 2019-20. El aviso puede servirle a Ancelotti para el 3 de noviembre, con el Shakhtar apareciendo por Concha Espina...

Cerrar