Noticias Partidos
Olímpicos

Córdova y Vega, los estandartes de la medalla y por obligación, el presente de la Selección mexicana

07:57 ART 6/8/21
México Selección mexicana Sebastián Córdova Alexis Vega
La Selección mexicana logró colgarse la presea de bronce y tuvo grandes actuaciones individuales.

Con todos los méritos del mundo, la Selección mexicana se ha logrado colgar la medalla de bronce, luego de vencer contundentemente 3-1 al anfitrión Japón,  que era considerado favorito antes del cotejo.

El desempeño del combinado Tricolor dentro de la competición fue demasiado alto, por lo cual esta presea significa la recompensa a un trabajo muy digno. Más que una figura, se formó un gran equipo que respondió en los momentos adecuados.

Es muy difícil hablar de nombres propios cuando un grupo tuvo detalles tan agradables de juego, pero se puede destacar la seguridad de Guillermo Ochoa, la gran pareja defensiva formada por Vásquez y Montes, la sorpresa que representó Loroña en la lateral, Romo pisando las dos áreas, Lainez mostrando cómo ha evolucionado su juego, Martín trabajando como nadie y Antuna refrendando que nació para vestir la camiseta verde.

Sin embargo, hay dos nombres que resaltan por encima de los demás y que por el bien de sus carreras, no tendrían que volver al futbol mexicano. Alexis Vega y Sebastián Córdova son dos futbolistas únicos, desequilibrantes y que a lo largo del torneo, mostraron de qué están hechos.

El de Guadalajara es probablemente, el elemento más destacado del Tri. Arrancando casi siempre como extremo izquierdo, posee una técnica individual descomunal y un golpeo muy fino de balón. Tiene la inteligencia necesaria para moverse por todo el frente de ataque, además de cualidades para anotar y asistir.

Por su parte, el ofensivo de las Águilas sigue teniendo que batallar con su intermitencia, pero es un deleite encontrarlo en su versión más fina. Pocos jugadores en el planeta son capaces de anotar un gol en la escuadra con una pierna y a la siguiente jugada, asistir fácilmente con el otro perfil. Su visión de juego, inteligencia para jugar y la forma de golpear la pelota no todos pueden presumirla.

Justo cuando la Selección mexicana mayor atraviesa una crisis de resultados y funcionamiento, un combinado bastante interesante logra trascender, con muchos de sus nombres levantando la mano. Si en Martino reina la coherencia, bastantes de estos jugadores deberán ser titulares en el arranque del octagonal final para septiembre.

No se consiguió la medalla de oro ni de plata, pero siempre es un premio subirse al podio en una competición tan exigente. Emociona el presente y ¿por qué no? El futuro de esta generación tan valiente.